2021: empieza la caída de los Ustarroz/De Pedro/Révora.

Los grandes ganadores de las últimas elecciones serán los mayores perdedores en las próximas legislativas de octubre de no haber un estallido social antes, en cualquier caso La Cámpora, uno de esos ganadores, logró garantizar su extinción en solamente un año de gestión.

La crisis argentina ya no puede ocultarse detrás de la pandemia, la caída del PBI fue la mayor en la historia, la educación fue anulada durante un año y los sindicatos docentes amenazan con impedirla por segundo año, la pobreza se acerca al 50%, 4 millones de puestos de trabajo fueron destruidos, 90.000 locales y 41.000 pymes fundieron, los inversores y multinacionales escapan, en la práctica se prohibió salir del país a casí todos los sectores excepto a los funcionarios públicos mediante la prohibición de compra de dólares.
La clase política amenaza libremente a la población con toques de queda en lo que se volvió un país completamente distópico y esto entre innumerables escándalos adicionales de corrupción y papelones como diputados chupando tetas en sesiones o Guzman y su “sarasa”.

En Mercedes a pesar del silencio no faltan escándalos que además comienzan a hacerse públicos desde la  aparición de Noticias Mercedes y amenazan seriamente la predominancia del peronismo en el Concejo Deliberante después de octubre en el 2021 y de la intendencia en el 2023.

El escenario se amplía a todo el peronismo del país, Fernández y Kicillof lo saben, y saben que es tan importante intentar atenuar la situación como trasladar la crisis a CABA mediante el robo de fondos que tiene dos objetivos: tapar agujeros de gobernadores aliados y empobrecer CABA para debilitar la imagen de la oposición.

La gestión de Juan Ustarroz, desfinanciada por el alto nivel de corrupción ya manoseo parte de los fondos expropiados a Larreta específicamente para financiar salarios en un municipio que explota de familiares y amigos acomodados, para financiar ñoquis. Por esto Juan Ustarroz y Wado de Pedro acompañaron a Fernández cuando anunció públicamente la quita de fondos a CABA, desesperados por preservar el poder no solamente en el país, también en Mercedes, un bastión de La Cámpora que controlan con total arbitrariedad y estilo feudal cultivando un futuro escenario judicial del que no podrá escapar.

En Mercedes ellos deciden quién tiene agua o cloacas, quien tiene luz, expropian tierras y propiedades para lo que decretan ordenanzas inconstitucionales, deciden cuando podemos y cuando no circular libremente, salir de nuestras casas, si podemos o no podemos trabajar aunque mantengan los deberes impositivos y las tasas incluso con aumentos. Tienen hasta esclavos a traves de cooperativas. Su poder es absoluto pero sigue radicando en un apoyo popular que decae día a día por un modelo delincuencial económicamente insostenible.

Los esfuerzos de la gestión de Ustarroz en el 2021 para preservar a sus concejales serán titánicos desde varios frentes como el reparto de cargos y puestos tanto en blanco como en negro en cooperativas administradas por punteros políticos, desacreditación y violencia contra opositores, reparto de suministros a los sectores mas vulnerables, etc.

Tal vez uno de los anticipos más llamativos de estas campañas sea la creación de una unidad de Vigilantes Urbanos con autoridad de aprehensión sobre vecinos de Mercedes que el intendente Ustarroz quiere desplegar en la ciudad, la unidad estará integrada según el decreto por fieles trabajadores municipales con tanta antigüedad como la gestión del intendente. Cargos en blanco para matones legalizados.

Sin embargo, ninguna campaña podrá contrarrestar el déficit porque eso implicaría dejar de robar, lo que no es una opción ni para Juan Ustarroz, Wado de Pedro, Geronimo Ustarroz, Santiago Révora ni para otros tantos miembros de esa misma familia que sojuzga a Mercedes, a la Provincia y al país diseminada en puestos clave al servicio de la corrupción.

Otro factor principal en la pérdida del dominio de esta familia es el cambio de actitud de la ciudadanía, los vecinos de Mercedes que se expresan contra la corrupción con una libertad inédita en la historia de una ciudad silenciada tradicionalmente con miedo. Muchos vecinos perdieron el miedo a la mafia camporista y otros siguen el ejemplo, resultando en una adhesión histórica por parte de los mercedinos a los llamados nacionales de Campo+Ciudad para ocupar las calles en banderazos en defensa de la independencia de poderes, de la propiedad privada y otros derechos y mandatos constitucionales como la libertad de circulación o de trabajar.

Incluso hacemos bromas sobre la ausencia de militancia kirchnerista en las redes sociales frente a un creciente repudio expreso a las gestiones de Juan Ustarroz en Mercedes, Wado de Pedro en un Ministerio del Interior que no supo coordinar ninguna acción frente al coronavirus y Geronimo Ustarroz en un Consejo de Magistratura dedicado al acomodo de jueces amigos y remoción de jueces objetivos.

La pérdida del miedo simultánea de tantos vecinos fue un golpe que hasta hoy mantiene a La Cámpora aturdida, frustrada y sin saber exáctamente cómo responder ante el creciente ejercicio del derecho a criticar al gobierno, un derecho que por décadas en Mercedes no se ejercitaba, mucho menos con la frecuencia en que fue ejercitado en la segunda mitad del 2020. Y esto recién empieza en un año que inicia con recortes a jubilados, legalización del aborto, prohibición de facto para salir del país a muchos ciudadanos, toques de queda, fallos judiciales insolitos en favor de funcionarios corruptos, etc.

Es importante recordar que La Cámpora intentó de manera intensiva frenar esta ola de libertad de expresión que legitima la crítica y el apoyo expreso a la oposición. Los militantes inmediatamente respondieron con campañas de amenazas, escraches y ataques violentos, pero todos los métodos resultaron excesivamente contraproducentes, dejando públicamente en evidencia la naturaleza mafiosa de la gestión de Juan Ustarroz con empleados municipales ejerciendo de matones, un concejal que invitó a un vecino a pelear, empleados públicos ejerciendo de trolls en horario laboral y hasta vimos a Silvina Sukich, directora adjunta del hospital abandonado su puesto para unirse a un acto peronista en CABA sin el barbijo que como profesional de la salud exige a los ciudadanos.

Desde el momento en que las tácticas mafiosas pierden efectividad y además exponen una naturaleza que pretende ocultar , se trata de una mafia discapacitada, incapaz de afrontar la determinación de un enemigo tan legítimo como vecinos en defensa de la Constitución.

Sin embargo uno de los principales obstáculos es la ausencia de oposición. Los concejales de Juntos x el Cambio no honran sus salarios denunciando judicialmente la corrupción de la que son testigos convirtiéndose en cómplices de los funcionarios que la ciudadanía necesita reemplazar. La fragilidad de estos concejales implica que la ciudad está huérfana de oposición en un escenario que las políticas deplorables de la gestión de Ustarroz no tardará en cambiar para no retornar.






Noticias Mercedes es la unica pagina de nuestra ciudad que denuncia corrupción y que no recibe pauta de la municipalidad ni de ningún partido político. Colabora siguiendo la pagina en Twitter, Facebook e Instagram e invitando a tus conocidos a hacerlo ayudando a que este sitio siga.
Todo el contenido puede ser reproducido en otras páginas citando la fuente Noticias Mercedes.

Noticias Mercedes 2020. Todo el contenido puede ser reproducido citando la fuente.