A pesar de la reducción de servicios y cuarentena la Municipalidad de Mercedes no suspende ni reduce tasas.

Gran parte del número de personas al margen de las ayudas del gobierno son comerciantes incluyendo los que no pueden abrir sus negocios y no generan ningún ingreso durante la cuarentena.
Además de no recibir ayudas los comerciantes y muchos otros monotributistas, autonomos, trabajadores en negro, etc. no encuentran alivio en las autoridades locales que mantienen su presión impositiva como si se tratara de una situación normal.

Recientemente el gobierno nacional mediante la AFIP lanzó un programa de asistencia a empresarios y empleadores (ATP) para afrontar salarios, pero en Argentina un 40% del trabajo es en negro como consecuencia del alto costo laboral (altos impuestos al trabajo en blanco).
Por otro lado el programa IFE destinado a asistir a autonomos y trabajadores en negro fue centro de denuncias de irregularidades que derivaron en rechazos.
Como si fuera poco, a la falta de asistencia, necesidad de afrontar salarios de empleados y otros gastos fijos como electricidad, gas y demás se suma la presión de una municipalidad cuya actividad más estable durante esta pandemia es la recaudación, para esa área siga funcionando se realizaron reformas.
Para desgracia de los comerciantes, a pesar de haber criticado fuertemente los tarifazos del macrismo, tras su triunfo en las elecciones Juani Ustarroz aumentó drásticamente las tasas municipales contra la población.

Concejales de Juntos x el Cambio pidieron reducir el costo de tasas fiscales a comerciantes, y eso está muy bien para los comerciantes que vieron sus ingresos reducidos, pero frente a los comerciantes que vieron sus ingresos suspendidos y no reducidos la postura de Juntos x el Cambio sigue siendo igual a la del Frente de Todos y no se ajusta a la realidad de la cuarentena y recesión. Tampoco se ajusta al hecho de que el grueso de servicios a los ciudadanos fueron recortados. Servicios que mantienen su importancia como la recolección de basura tienen mucha menor frecuencia.

Lo cierto es que la Municipalidad de Mercedes está desesperada por recursos. El gobierno provincial acaba de aprobar un paquete de ayudas para que los intendentes puedan afrontar el pago de sueldos de empleados públicos. Por el mismo motivo la Municipalidad encuentra difícil prescindir de los impuestos de los trabajadores y comerciantes aunque estos no produzcan.
La Municipalidad de Mercedes comparte la condena que la mayoría de municipalidades en el país: tiene una gran flota de ñoquis, amigos de, familiares de, amante de, etc.
Y esos ñoquis necesitan sueldos, y ahora podemos ver la importancia de nuestros impuestos para mantener a amigos y familiares, o una oficina de turismo en una ciudad en la que no puede cambiarse moneda extranjera, o un museo del Poder Judicial que no resguarda archivos. No olviden por supuesto los vuelos en helicóptero de Wado de Pedro, no se si se pagan mediante la municipalidad o Nación, pero si se que se pagan por supuesto con impuestos.

Normalmente y sin pandemia ya nuestros impuestos eran altos, de los más altos del mundo por la cantidad de personas a las que tenemos que mantener con ellos, cada uno de nosotros que trabaja, sea en blanco o en negro, esta manteniendo a 2 personas que viven de ingresos del Estado, por eso nos cuesta tanto el nivel de vida, deberia ser 2 veces mas alto.
Pero en una cuarentena que impide al ciudadano generar su propio sustento tiene menos sentido exigirle que además mantenga a otras personas, incluyendo privilegiadas (Juani Ustarroz cobra $180.000).

Es un hecho que independientemente de la voluntad muchos comerciantes y trabajadores en general no van a poder afrontar sus obligaciones impositivas y en el país crece el número de ciudadanos que adhieren a la rebelión fiscal en respuesta mal uso de fondos públicos.
Por otro lado antes de que la ciudadanía sea de nuevo enviada al frente económico, estaría muy bien que el gobierno municipal pague también las deudas que mantiene el Estado, hace días fue confirmado que el intendente, su hermano Geronimo Ustarroz y varios Révora (misma familia) ocupando cargos públicos mantienen deudas por multas  con el Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Mercedes 2020. Todo el contenido puede ser reproducido citando la fuente.