diciembre 6, 2021

Cooperativas en Mercedes: la manera del intendente Juani Ustarroz y punteros políticos de Mercedes de contratar en negro.

En Mercedes hay cooperativas que hacen literalmente el trabajo sucio, porque limpian la suciedad de los ciudadanos y porque son el mecanismo de la municipalidad para contratar en negro y ejercer el clientelismo político que se traduce en la contratación en negro, bajo condiciones muy pobres, de sectores vulnerables y en la contratación de punteros políticos que se dedican a la dirección de las cooperativas, en el Corralon por ejemplo, el mismo de donde algunos lideres políticos robaban  combustible, hay mas de estos punteros,jefes, que trabajadores, no es la unica cooperativa con mas jefes (ñoquis) que trabajadores.

La Municipalidad de Mercedes queda con las manos limpias, delegando la contratación en negro a estas cooperativas que en realidad son punteros afines al intendente de turno.
Pero este artículo no se trata sobre el robo de materiales o los sobreprecios en las contrataciones, si no del infierno laboral que viven los obreros.

Las condiciones de los trabajadores en esas cooperativas son deplorables. Trabajan todos los días media jornada por 5 mil pesos mensuales, el trabajo es de riesgo pero los trabajadores no gozan de ningún seguro ni beneficio en caso de accidente. Un testimonio contó que en un caso un trabajador accidentado fue enviado a su casa sin que llamaran a una ambulancia o lo acercaran al hospital.


Un lector de Noticias Mercedes se puso en contacto para reportar el problema que sufren los trabajadores de las cooperativas.

En muchos casos los trabajadores de las cooperativas son enviados a limpiar predios fuera de la ciudad, los trabajadores son entonces transportados en camiones de basura, de forma totalmente ilegal y multiplicando el riesgo que de por sí implican sus tareas. Este punto fue confirmado por 3 fuentes diferentes.

La mayoría aplastante de empleados en estas cooperativas, si no todos, son beneficiarios de planes sociales que les serían retirados de blanquear su trabajo, por lo que si los dirigentes de las cooperativas quisieran blanquear a los empleados no podrían sin perjudicar aún más a los trabajadores, así también las cooperativas se aseguran que los trabajadores no exigirán el derecho a trabajar en blanco.
La quita de asistencia inmediata a quien se integra al mercado laboral de una situación vulnerable es una  política absurda que implica castigo al trabajo e incentivo al desempleo.
Este mismo fenómeno se reprodujo en La Rioja donde hubo 3 mil vacantes con salarios de 30 a 70 mil pesos mensuales para cosechar y solo se presentaron 3 personas, nadie más, por miedo a perder planes sociales permanentes por un trabajo temporal.
Los empleados en negro de las cooperativas, beneficiarios de planes sociales son un ejemplo iconico del diseño de políticas para mantener a la población dependiente de asistencia, e incluso tornarla en defensora del asistencialismo y esto se logra retribuyendolos con un muy bajo nivel de vida.

Todas las fuentes coincidieron en que los trabajadores tienen terminantemente prohibido pedir aumento, ante la solicitud de aumento el trabajador es automáticamente despedido por “los jefes”, los punteros que dirigen esas cooperativas.
Dos fuentes dijeron que muchos trabajadores cobran su retribución en las casas de esos jefes, y que en algunos casos a los empleados se les descuenta una “comisión” por darle el trabajo, la tercer fuente negó esto aclarando que hay muchas cooperativas con diferentes jefes y políticas, por ejemplo, en algunas no obligan a hacer horas extra mientras que en otras si.

Según El Mercedino (porque la información no está en la web de la Municipalidad), el intendente Ustarroz cobra un salario de $180 mil pesos y son innumerables las personas contratadas en negro con salarios de 5 mil o en blanco con salarios de $9 mil, esta es la verdadera brecha que pone a trabajadores de un lado y a políticos del otro.

Los ciudadanos pagamos servicios con sobreprecio (la cuenta es simple: alumbrado + barrido y limpieza de una cuadra dividido 20 vecinos de la cuadra no da lo que pagamos), mientras los ciudadanos pagamos servicios con sobreprecio hay empleados que realmente trabajan y cobran una miseria, en muchos casos ni siquiera son legalmente reconocidos. Ese es el resultado de acomodos, clientelismo político, favores para colocar a compañeros, del exceso de ñoquis, mala gestión y corrupción que caracteriza a Mercedes, y lo peor es que esta situación que representa miseria para muchas familias es defendida fervientemente por media ciudad que dice posicionarse en las líneas del humanismo, uno que deriva en dirigentes millonarios y en barrenderos esclavos. Y por supuesto: en puestos en el Estado para esos defensores de la contratación de “mano de obra esclava” por parte de Ustarroz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Mercedes 2020. Todo el contenido puede ser reproducido citando la fuente.