Juan Ustarroz: el intendente que destruyó más pymes y empleos en la historia de Mercedes

Nunca en la historia de Mercedes, en la provincia de Buenos Aires, tantos comercios habían fundido como en la actual gestión del intendente Juan Ustarroz. Naturalmente la embestida contra el sector privado de esa ciudad dejó como resultado una tasa de desempleo inédita con vecinos denunciando la pérdida de empleos y la imposibilidad de integrarse a un mercado laboral que no existe.

El intendente recurrirá, como todo político oficialista, a la “pandemia” para justificar la destrucción del sector privado, sin embargo su embestida contra comercios y trabajadores comenzó mucho antes. Uno de los primeros ataques que sufrió el sector privado de Mercedes tuvo lugar al inicio de la renovación de la gestión del Frente de Todos, cuando la Municipalidad de Mercedes aumentó drásticamente las tasas traicionando al electorado, pues previo a las elecciones criticó duramente los aumentos impositivos del anterior gobierno, dando a entender que su postura sería contraria, esto no fue cierto, inmediatamente tras ganar elecciones Juan Ustarroz se centró en subir las tasas.
En aquel entonces no existía el coronavirus en nuestro país, no se hablaba del tema, pero el sector privado ya comenzaba a ser agredido por la clase parasitaria de Mercedes: los funcionarios públicos.
Es importante recordar siempre que haya oportunidad que para llevar a cabo el aumento de tasas por un lado los funcionarios públicos y militantes políticos firmaron una insólita petición, como vecinos, pidiendo el aumento de tasas, por otro lado la Municipalidad en esa petición también falsificó firmas de vecinos que negaron haber solicitado un aumento impositivo. Noticias Mercedes fue quién denunció este grave delito contra los mercedinos, la Municipalidad entonces instruyó al portal informativo que hizo pública la lista de firmantes que modifique la nota original para esconder la evidencia, lo cual también fue expuesto por este blog.

Pero aún durante la mal denominada pandemia, que en realidad fue una cuarentena a lo bruto, la Municipalidad lejos de ayudar a comercios incrementó sus esfuerzos por fundirlos, al menos por fundir los comercios que no están ideológicamente afiliados al gobierno local, porque por ejemplo el bar Casa Balero, un antro kirchnerista,  recibió subvenciones del Estado, a diferencia de los comercios que no son ideológicamente afines a la mafia camporista y que fundieron y siguen fundiéndose dejando a más trabajadores en la calle.

Además del aumento durante la cuarentena de tasas adicionales, como seguridad e higiene, una de las agresiones injustificadas que sufrió el sector privado fue por ejemplo la imposición de un toque de queda desde las 18:00, hora desde la cual ningún vecino podía ejercer su derecho constitucional de libre circulación, tampoco el derecho constitucional de trabajar. Esto golpeó duramente a los pocos comercios que podían trabajar (muchos ya habían sido privados de este derecho previamente). El toque de queda no tenía como objetivo combatir la supuesta pandemia sino fundir a los comercios que lograban sobrevivir a la cuarentena,  de hecho la evidencia empírica nos muestra que desde dicho toque de queda los contagios en la ciudad aumentaron descontroladamente porque la restricción implicó un mayor amontonamiento de personas en un menor intervalo de tiempo, así, la Municipalidad forzó a los vecinos a amontonarse en filas en los cajeros automáticos y comercios, Noticias Mercedes fue entonces el único medio en advertir las consecuencias de esta medida desastrosa para el sistema sanitario y la economía. Lo más preocupante fue que esta medida que contribuyó a empobrecer a los mercedinos contó con la complicidad necesaria de un sector de salud cuyos integrantes mientras auspiciaban tal medida festejaban un cumpleaños compartiendo comida y sin barbijos en instalaciones sanitarias, incidente que resultó en contagios entre el personal de salud y más tarde entre los vecinos que cumplieron estrictamente el toque de queda tal como lo  documentó el periodista Marcelo Farias


Sin escrúpulos, una de las gestiones más corruptas que sufrió esta ciudad (junto con la de Carlos Selva, hoy panqueques aliados), derivó sus responsabilidades sobre el sector privado. Un ejemplo son las canchas de fútbol de alquiler, uno de los tantos sectores golpeados por las restricciones. Ante la demanda de flexibilizaciones para poder trabajar, la Municipalidad lejos de permitir sus derechos constitucionales o de prestar ayuda decidió extorsionar a entrenadores físicos privados que también exigieron derecho a trabajar, obligándolos  a alquilar las canchas de fútbol para dar clases y poder trabajar. La absurda extorsión limita a 5 el número de alumnos por clase mientras obliga a entrenadores a pagar $7.500 mensuales a las canchas de fútbol por el uso de su espacio. De esta manera la Municipalidad volcó en vecinos trabajadores la obligación de asistir a algunos sectores quebrados en vez de solucionar el problema genuinamente flexibilizando las restricciones.

Con estas medidas y un gasto público irresponsable que podemos ver por ejemplo, en la creación de un autocine con la única finalidad de promover a un escritor amigo de La Cámpora, la actual gestión de Juan Ignacio Ustarroz se consagra como la más perjudicial en términos económicos y sanitarios en la historia de Mercedes.



Noticias Mercedes es la única pagina de nuestra ciudad que denuncia corrupción y que no recibe pauta de la municipalidad ni de ningún partido político. Colabora siguiendo la pagina en Twitter, Facebook e Instagram e invitando a tus conocidos a hacerlo ayudando a que este sitio siga.
Todo el contenido puede ser reproducido en otras páginas citando la fuente Noticias Mercedes.

Noticias Mercedes 2020. Todo el contenido puede ser reproducido citando la fuente.