La municipalidad de Mercedes se financia con inflación que pagaremos todos.

La municipalidad de Mercedes sigue en crisis por el bajo nivel de recaudación producto de la cuarentena que puso en jaque la economía de todo el país, en nuestra ciudad el escenario es incluso peor que en otros lugares por el endurecimiento de la cuarentena traducido a un toque de queda desde las 18:00.
Simultáneamente, la mala gestión nacional, provincial y municipal sumado a todos los escándalos de corrupción y el incremento arbitrario y abusivo de impuestos empuja a muchos ciudadanos a tomar conciencia sobre el deber cívico de no pagar impuestos con el fin de desfinanciar la corrupción.
La rebelión fiscal se extiende por todo el país y amenaza al Estado con prolongarse aún después de la cuarentena.
Este es el mayor problema que enfrenta el gobierno actualmente y que decidió abordar mediante la mayor emisión monetaria en los últimos 30 años de Argentina, el gobierno lleva emitido más de un billón de pesos desde que empezó el año.
La emisión y distribución de pesos resultan en la desvalorización de la moneda, es decir, resulta en el aumento de precios, un aumento que explotará repentinamente ya que momentáneamente están congelados.

La municipalidad de Mercedes, lejos de disminuir el gasto público, una necesidad anterior a la crisis del coronavirus, también recibió la ayuda del Banco Central: billetes impresos sin respaldo que endeudan el poder adquisitivo de los ciudadanos y evitan que la clase política pierda viajes en helicópteros, puestos para familiares y amigos, publicidad en medios locales, etc.
Aún manteniendo una debida rebelión fiscal o la imposibilidad de pagar impuestos, el Estado y las autoridades locales siguen parasitando a la población distribuyendo el valor de sus billetes entre bolsillos públicos.

Noticias Mercedes 2020. Todo el contenido puede ser reproducido citando la fuente.