Abandono, hambre y enfermedades: la situación de los perros en la perrera Municipal de Mercedes.

Con frecuencia quienes abogan por el aumento de impuestos citan la necesidad de un “Estado presente” y describen las consecuencias de la crisis social y económica como razones para quitarle a los trabajadores el fruto de su trabajo y repartirlo entre sectores vulnerables.
Sin embargo, a pesar de que Argentina es uno de los países con mayor presión impositiva, es decir, uno de los países que más roba mediante impuestos a sus ciudadanos el producto de su trabajo, nuestro país sigue siendo ineficiente en materias básicas como educación, salud, justicia y seguridad, además de gestión y con niveles de pobreza, indigencia y desempleo que aumentan a diario.

Pero un punto que siempre es indiferente y del que jamás se habla es la situación de los animales, y no se trata de una cuestión de humanismo (o animalismo) ni de amor por los perros, que no está mal, también se trata de una cuestión económica que nos atañe a todos.
Se trata también de una cuestión económica porque municipalidades como la de Mercedes recaudan entre otras cosas con el pretexto de mantener un departamento de zoonosis que incluye desde una perrera hasta centros de castración móviles.

La cantidad de dinero que la Municipalidad de Mercedes manosea en el departamento de zoonosis no es poca, incluye desde salarios de trabajadores ausentes hasta recursos que no se usan y todavía se siguen proponiendo proyectos que implican un mayor manoseo de fondos por parte del intendente Juan Ustarroz bajo la promesa de proyectos que nunca dan el resultado que los contribuyentes, o los perros que no votan, necesitan.

Un ejemplo fue el anuncio de la compra de un nuevo quirófano móvil para castrar animales en situación de calle, medida cuya única finalidad es robar más fondos de los contribuyentes, pues ya existe un quirófano móvil que no se está aprovechando como se debería. El quirófano móvil tiene capacidad para por lo menos 20 castraciones diarias según la evidencia empírica (antes se hacía), sin embargo la Municipalidad en la actualidad ni siquiera está dando turnos para castraciones, por la larga lista de espera se debe pedir turnos recién a mediados de Noviembre para tal vez recibir atención en Diciembre.
Sin explotar el potencial del quirófano existente, la Municipalidad ya anunció la compra de otro quirófano más con el fin de manosear más dinero de los contribuyentes de forma totalmente innecesaria (lo que en el sector privado llamamos “lavado de dinero”).

Otro ejemplo es la parte de los recursos humanos, el director de zoonosis Maximiliano Di Catarina está desde hace por lo menos apróximadamente un año ausente de su puesto e inaccesible al público.
Desde Octubre del año pasado Noticias Mercedes intentó contactarlo sin éxito, también durante la cuarentena, el funcionario jamás pudo ser contactado.
En una ocasión una rescatista de Mercedes se acercó a la Municipalidad para preguntar cómo podía ser contactado. En mesa de entrada le respondieron que no sabían, ante la insistencia en mesa de entrada se irritaron, la rescatista explicó que los contribuyentes estamos pagando el salario del funcionario y que debe estar a disposición del público, al escuchar este argumento varios ñoquis municipales la increparon llegando incluso a empujarla. Se enojaron porque saben que el mismo argumento se aplica a muchos funcionarios públicos, a quienes les encanta cobrar su salario sin trabajar haciendo honor a su cualidad de parásitos.
Noticias Mercedes realizó varios llamados intentando averiguar el salario de este funcionario sin éxito, aunque la información debería ser accesible al público, está censurada al igual que los salarios de muchos otros funcionarios públicos de Mercedes, cuyos sueldos son secretos.

Estos son solamente ejemplos de un departamento lleno de falencias, que pertenece a una Municipalidad también llena de falencias, cuyos principales objetivos no son prestar servicios sino funcionar como una maquinaria de robo contra los vecinos trabajadores de Mercedes, pero las víctimas no son solamente los contribuyentes, hay víctimas que no tienen voz, que no pueden votar, encarceladas sin haber cometido ningún delito, los perros de la perrera municipal.

La perrera municipal está ubicada al lado de la planta depuradora, por lo que los perros no respiran aire sino literalmente mierda. Más que perros, ya son planetas para pulgas y garrapatas. Encerrados, cuentan que durante las fuertes lluvias la perrera se inunda, por lo que los perros deben subirse a los techos de los caniles (casitas) y quedar a la intemperie bajo la lluvia, una verdadera tortura.

Cabe recordar que los perros en su máxima etapa de madurez desarrollan una personalidad e inteligencia de un niño de 3 años, por lo que hablamos de seres equivalentes a menores de 3 años que en invierno quedan bajo la lluvia a la intemperie, llenos de pulgas y garrapatas. Abandonados pues nadie los visita.
Y aunque no lo crean, aún estando encerrados y siendo perros también son víctimas de delitos como robos: se sabe que un empleado de la perrera solía cambiar el alimento por el más barato en el mercado, vendía el de la perrera y a los perros les daban el mas barato, pero hoy eso ya no es problema porque de por sí ya les dan el más barato.

Pero no todo es triste, entre pulgas, garrapatas, enfermedades, frío, hambre y encierro, empleados se acercaron a la perrera para pintar unos postes de madera de colores, para que el sufrimiento sea más lindo.

El único momento de felicidad que tienen esos perritos no viene de los contribuyentes ni de la Municipalidad sino de rescatistas que sacrifican mucho tiempo y esfuerzo en darles la atención que pueden, en sacarlos a pasear, acariciarlos. Son los rescatistas también los que cuando pueden les ponen pipetas para combatir a las pulgas y garrapatas, ellos sin salario hacen mucho más que la Municipalidad con todos los recursos que roba de los contribuyentes.

Pero esos rescatistas están muy limitados, en principio por el miedo que ejercen las autoridades de Mercedes en todos los ámbitos. Por ejemplo, esos rescatistas no pueden hablar del maltrato ni el sufrimiento al que están expuestos los animales. No pueden porque tienen miedo de que si lo hacen la Municipalidad les prohibirá seguir ayudando a los perritos. Es decir, si ellos cuentan lo que pasa en la perrera, la Municipalidad podría tomar represalias contra los perros y es por eso que nadie habla del infierno que tenemos junto a la planta depuradora. De hecho por este motivo ningún rescatista quiso colaborar con información para esta nota.

Pero los rescatistas no son superman, son vecinos que no cobran salario por esto, que además de en la perrera trabajan con perros de la calle en la ciudad, hacen mucho pero su impacto no es en absoluto suficiente, no pueden evitar el estado de abandono y de maltrato que existe en ese centro de tortura animal gestionado por la Municipalidad de Mercedes.

Y además desde la cuarentena las visitas de los rescatistas, el único factor del bien para esos animales, se recortaron resultando en la muerte de perros durante la cuarentena.

Yo se que los lectores de Noticias Mercedes son las mejores personas de la ciudad, son los guardianes del sentido común, y aunque los delincuentes quieran apropiarse de la empatía y los derechos, ustedes son quienes realmente los representan. Por eso apelo a cada uno de ustedes para cambiar esta realidad, para poner en práctica una vez más nuestra superioridad por sobre el sector público resolviendo un problema concreto y de carácter urgente para decenas de animales que están sufriendo un infierno.

Pereira Vanney, solía vivir en Plaza San Martín hasta que ñoquis decidieron justificar su sueldo encarcelandolo en la perrera. Una rescatista lo salvó de ese infierno y le consiguió un hogar.

Nosotros podemos resolver este problema, podemos poner fin a un centro de tortura animal que estamos financiado y además podemos beneficiarnos doblemente en el camino, integrando a nuestra familia a un nuevo miembro que siempre aportara bienestar, amor, cariño, fidelidad y mucho más.
Podemos evitar sufrimiento y salvarles la vida adoptandolos, no se van a arrepentir, desde que vean sus ojitos de agradecimiento tendrán la recompensa.

Para adoptar a uno de estos animalitos, se puede ir a la perrera municipal de lunes a viernes de 8:00 am a 12:00 am.  En caso de que zoonosis impida la adopción se pueden poner en contacto con Noticias Mercedes para denunciar la negativa.

CÓMO LLEGAR:




Noticias Mercedes es la única página de nuestra ciudad que denuncia corrupción y que no recibe pauta de la municipalidad ni de ningún partido político. Colabora siguiendo la pagina en Twitter, Facebook e Instagram e invitando a tus conocidos a hacerlo ayudando a que este sitio siga.
Todo el contenido puede ser reproducido en otras páginas citando la fuente Noticias Mercedes.

Noticias Mercedes 2020. Todo el contenido puede ser reproducido citando la fuente.