Pareja de rescatistas de animales y un perro de Mercedes cayeron víctimas de la corrupción

El jueves 22 de Julio un patrullero se presentó en la propiedad de una pareja de rescatistas ante una falsa denuncia por el robo de un animal. Prepotencia mediante, la policía se llevó a un perro rescatado, por orden de la UFI N° 4, para restituirlo a una adoptante que violó tanto las leyes de protección animal, como el acuerdo mediante el cual el animal había sido entregado en adopción.

Hace aproximadamente 3 meses rescatistas de Mercedes encontraron cachorros en una ruta, una pareja de rescatistas identificados en las redes como Juan Pablo y AIlen Ailen, se hicieron cargo de los procesos de adopción de algunos de los cachorros. 

Como acostumbra a hacer la pareja, transitaron al animal y le consiguieron un adoptante bajo la condición de adopción responsable: el animal debía ser cuidado, recibir la atención veterinaria apropiada, y mantenerse bajo el control de sus nuevos adoptantes.

El acuerdo no fue cumplido por los nuevos adoptantes, que no cumplieron con el esquema de vacunas ni protegieron al animal, al punto en que los mismos rescatistas volvieron a encontrarlo deambulando en la calle. Ante la situación, los rescatistas informaron a los adoptantes sobre la violación del acuerdo y de que el animal no sería devuelto sino entregado a una nueva familia responsable.

En cuestión de horas y de forma express un patrullero se presentó en el hogar de los rescatistas con la denunciante en el vehículo para secuestrar al animal, quitandolo de un ambiente protegido para restituirlo a un entorno de irresponsabilidad. Los rescatistas no tuvieron derecho a réplica para proteger al animal.

Cabe destacar que previamente los mismos rescatistas y el autor de esta nota se comunicaron en innumerables ocasiones con la policía por situaciones de maltrato animal, negándose sistemáticamente siempre los agentes a intervenir. También es importante aclarar que la fiscalía de Mercedes tiene casos de maltrato animal archivados y sin moverse desde hace meses e incluso años.

La desproporcionalidad de la acción llevó a la pareja de rescatistas y a Noticias Mercedes a investigar la situación revelándose que la adoptante es madre de una funcionario policial, de nombre Cinthia Frías, que la acompañó a realizar la falsa denuncia, lo que explica la agilidad de la respuesta policial. La agente en cuestión fue trasladada fuera de Mercedes por sumarios relacionados a otros asuntos.

Ante el descubrimiento, la  misma noche del jueves 22 de Julio, el autor de Noticias Mercedes se presentó junto a uno de los rescatistas en la comisaría 2° para averiguar los nombres de los policías y del fiscal que intervinieron de manera irregular en la causa, amparando el maltrato animal y usando los recursos del Estado contra vecinos dedicados altruistamente a la protección de animales.

 Los agentes alegaron que el procedimiento contra los rescatistas fue correcto y amparado por una orden de la UFI N°4. Evidenciando que la propia policía proporcionó información falsa a la fiscalía para favorecer a la agente en perjurio del animal.

Ante la pregunta de por qué cuando otros vecinos llaman por casos de maltrato animal la policía no se comunica con los fiscales de turno, los agentes se vieron forzados a admitir que esos casos son resultado de la falta de voluntad. 

La agente Cynthia Frías además comenzó escraches contra los rescatistas en las redes sociales, a pesar de que estos habían considerado no denunciarla.

Agente Cynthia Frías.

Los rescatistas se vieron forzados a compilar todas las evidencias que muestran la negligencia a la que estaba expuesto el animal con el fin de probar la ilegitimidad del accionar policial y de la UFI N° 4 cuya única finalidad fue procurar que una funcionario pueda manipular la ley en beneficio propio y en detrimento de los derechos de los animales comprendidos en la ley N° 14346.
En el día de mañana los rescatistas presenteran las evidencias para formalizar la denuncia en Asuntos Internos, algo que esperaban evitar, pero a lo que se ven forzados frente a los escraches injustos por parte de la agente.

A continuación se exponen algunas de las pruebas sobre la situación del animal rescatado, que son también pruebas de la incompetencia de la comisaría 2° de Mercedes y de la UFI N°4, la cual sería excelente que actúe de oficio con la misma celeridad en este caso de corrupción policial. 

Noticias Mercedes 2020. Todo el contenido puede ser reproducido citando la fuente.