October 7, 2022

Por la corrupción, la imagen del intendente de Mercedes Juan Ignacio Ustarroz decae ante la opinión pública.

No es un problema específico del intendente de Mercedes, Juan Ignacio Ustarroz, si no de todo el gobierno envuelto en escándalos de corrupción que abarcan desde lobbies judiciales para cerrar causas por corrupción a grandes sumas de sobreprecios, nepotismo,  entre otros.
Sin embargo el caso de Mercedes es particular por el aplastante apoyo que siempre caracterizó al intendente de nuestra ciudad y que ahora empieza a menguar de manera inédita en sus gestiones. La situación es tan grave que los propios militantes La Cámpora encuentran difícil la tarea de defender y justificar políticas tan agresivas contra la ciudadanía como las siguientes:

El impuestazo postelectoral: 

El primer costo político que “Juani” Ustarroz pagó tras renovar su gestión se debió a un drástico aumento impositivo contra los habitantes de Mercedes, un aumento realizado a traición porque se impuso tras 4 años de hacer campaña política criticando los tarifazos del gobierno de Macri. Es decir que Juan Ignacio Ustarroz hizo campaña entre los mercedinos criticando políticas que luego aplicó.


La 2 y otras obras prometidas en campaña:

¿Se acuerdan de la Avenida 2 y los “fondos propios”?. Otra estafa pre electoral contra la opinión pública. El intendente Juan Ignacio Ustarroz usó el asfaltado de la Avenida 2 en su campaña, e incluso intentó acusar a la ex gobernadora María Eugenia Vidal, frente a la opinión pública, de apropiarse de una obra de la municipalidad de Mercedes con fines electorales, en otras palabras la acusó de lo que él mismo estaba haciendo. Sin embargo durante el macrismo la municipalidad de Mercedes recibió de parte de la Provincia un total de $1.143.831.520 incluyendo fondos para obras públicas.
Pero el problema no fue solamente la mentira. Tras el triunfo electoral de Juan Ignacio Ustarroz, la icónica obra de la Avenida 2 que fue objeto de debate durante la campaña cesó completamente dejando a vecinos inundados y dejando en evidencia la mentira de los “fondos propios”, que eran realmente fondos provinciales que Kicillof ya no está dispuesto a entregar, por lo que querían frenar el asfaltado.
Las quejas de los vecinos y la repercusión en los medios obligó a las autoridades a retomar la obra, pero la mentira quedó expuesta.
Otra promesa inconclusa es el Hospital Universitario Odontológico, promesa difundida el año pasado por la municipalidad y los medios locales. Hoy es un terreno baldío.


Obras cloacales prometidas en campaña:

En varios barrios previo a las elecciones, el intendente y militantes repartieron carpetas con supuestas planificaciones de obras cloacales que, aún antes de la pandemia ni siquiera apuntaron a comenzar ni fueron mencionadas nuevamente tras el triunfo electoral. Además de los barrios completos sin obras cloacales, zonas céntricas con obras denuncian obstrucciones y malos olores sin conseguir respuesta.

Desfinanciación para salarios:

El intendente también debió asumir el costo político y económico del acomodo de familiares, amigos y derroche para la campaña. En otras palabras, aún con el aumento impositivo la municipalidad está en números rojos para pagar sueldos, necesitando auxilio de la Provincia. Los trabajadores municipales entraron en alerta tras conocer la noticia, el intendente entonces se excusó alegando un bajo nivel de recaudación (poco más del 30%), los aumentos que muchísimos ñoquis esperaban en compensación a su voto a Fernández se esfuma, tal vez las mayores víctimas de esta mentira no fueron los trabajadores formales si no los cooperativistas que trabajan por $5.000 mensuales y en negro.
Los trabajadores locales ya no sienten seguridad económica por la inestabilidad financiera del municipio y porque existe un descontento muy grande entre los contribuyentes empobrecidos por la alta presencia de ñoquis nombrados por ser familiares, amigos o militantes.
Aunque la mayoría de quienes no pagan no lo hacen porque no pueden (el Estado no los deja trabajar), la identificación por parte de la ciudadanía del excesivo gasto público y del nepotismo como un problema son parte de la caída en la imagen del intendente cuya familia ocupa cargos clave en el Estado que representan grandes privilegios económicos. Este factor impulsa además la rebelión fiscal por parte de trabajadores que no quieren alimentar el parasitaje estatal.


Derroche de fondos públicos:

La crisis económica del municipio de Mercedes, similar  a la de otros municipios, generó una pelea de recursos con la Provincia que finalmente derivó en paquetes de ayuda a intendentes. Pero mientras a los habitantes de los municipios nos venden esa “pelea” por recursos Provincia financió por cientos de miles de pesos diarios viajes en helicóptero para que nuestro vecino y ministro del interior Eduardo “Wado” de Pedro haga los 100 km de CABA a Mercedes diariamente.
Más ejemplos de derroches dejan en evidencia un Museo del Poder Judicial que en la práctica no custodia archivos, una oficina de turismo en cuya ciudad ningún turista puede cambiar dólares ni consumir (solo 2 lugares aceptan), más gasto público es el mantenimiento de murales o bustos, sobre todo a gobernantes cuestionados como Perón. Cualquier ciudadano medianamente instruido en historia puede ver, no solo mal uso del gasto público, si no la inversión de fondos públicos en apología del delito y censura en una placa que recuerda a Lucila Révora como supuesta víctima inocente de la dictadura (quien no conoce la verdadera historia de Lucila Révora puede leerla acá). Por supuesto, estos son solamente pocos ejemplos de grandes y menores gastos innecesarios para los contribuyentes que golpean duro su calidad de vida, ya que para financiarlos el gobierno duplica el precio de todo lo que consumimos incluyendo alimentos y medicamentos.

Nepotismo:

Gran parte del derroche es el nombramiento de familiares, amigos y militantes en puestos clave. El propio intendente pertenece a una familia sumamente privilegiada a la hora de ubicarse en el Estado. Con su hermano biológico Geronimo Ustarroz garantizando la injerencia en el Poder Judicial, su hermano de crianza “Wado” De Pedro en el Ministerio del Interior, su primo Santiago Révora como subsecretario de asuntos municipales de la Provincia, su tía Silvia Alicia Révora en Educación y Cultura entre muchos más.
No solamente la familia del intendente está bien posicionada, otros apellidos militantes también monopolizan sectores clave.

Actitudes mafiosas:

En todas las redes sociales militantes del intendente atacaron este blog con amenazas al autor, a sus familiares y con escraches que incluyeron a un menor de edad (de 5 años) y a una jubilada de 92 años. Estas acciones fueron públicamente amparadas por funcionarios de alto perfil como Sabrina Selva y fueron en respuesta a denuncias por nepotismo contra las autoridades locales. Con este blog se solidarizaron incluso peronistas que desaprueban totalmente los procedimientos de Ustarroz, Selva y sus militantes para hacer frente a las críticas de la ciudadanía, de hecho durante la campaña de amenazas este blog creció de 200 a 3000 seguidores en 3 meses y se consolidó como el mayor generador de reacciones de entre los medios mercedinos.
Sin duda las amenazas y escraches públicos para combatir la libertad de expresión perjudican al intendente mostrando su naturaleza, lejos de conseguir su objetivo de censura.


Gestión de la cuarentena:

Finalmente la cuarentena también puso en una situación difícil a nuestro intendente envuelto en escándalos que van desde el derroche de fondos en helicópteros hasta el entierro de cuerpos libres de COVID-19 sin aviso a familiares.
Se supo que mientras la población tiene los servicios de salud negados (salvo urgencias) el intendente Ustarroz se realizó una vasectomía, una intervención que ningún hospital del país haría a un ciudadano regular durante una cuarentena supuestamente destinada a optimizar recursos sanitarios.
Después, tras el primer contagio que implicó a una enfermera, las autoridades tardaron 4 días en testear a sus familiares directos y a los pocos días pretendió enmendar su error poniendo a todo un barrio, Ravello, bajo cuarentena colectiva.
La gestión de la cuarentena es además irritante para comerciantes y trabajadores impedidos de trabajar mientras en los barrios periféricos de Mercedes la cuarentena nunca se respetó ni se hizo respetar.
El último aunque no único escándalo adicional, que golpea políticamente al intendente fue la grave denuncia hecha por Edgardo Ballesteros sobre el entierro de cuerpos sin aviso a familiares y sin tratarse de pacientes con COVID-19.
Además de los escándalos, la cuarentena se gestiona con total inoperencia por parte de las autoridades que, por ejemplo, ignoraron durante 3 meses los pedidos de la ciudadanía para restaurar servicios amparados por el DNU como zoonosis. Otros servicios básicos como la recolección de basura y barrido también fueron reducidos a pesar del aumento impositivo.



Noticias Mercedes es la unica pagina de nuestra ciudad que denuncia corrupción y que no recibe pauta de la municipalidad ni de ningún partido político. Colabora siguiendo la pagina en Twitter, Facebook e Instagram e invitando a tus conocidos a hacerlo ayudando a que este sitio siga.

Noticias Mercedes 2020. Todo el contenido puede ser reproducido citando la fuente.

CoverNews by AF themes.