Sobre la vacunación masiva y obligatoria contra el coronavirus.

Ante todo tengo que aclarar que yo jamás pertenecí ni pertenezco a los movimientos antivacunas. De hecho siempre los critique porque esos movimientos son responsables del resurgimiento de enfermedades como el sarampión. Yo nunca apoye teorías conspirativas de este tipo, ni creo que la tierra sea plana, ni nada por el estilo.

Sin embargo, el tema con las vacunas contra el COVID-19 es otra historia, es muy riesgoso para todos, y además es una violación clara a nuestros derechos individuales que el gobierno quiera imponer esa vacunación de forma masiva y obligatoria sin garantías de su seguridad.

El Dr. Luis Marcelo Martinez, genetista y presidente de la Sociedad Argentina de Genética Médica explica que hay 3 tipos de vacunas, una de ella es la vacuna vectorizada, que implica el uso del adenovirus para introducir secuencias génicas en el genoma humano, a partir de lo cual las células del organismo producen células virales estimulando al sistema inmune.

También están las vacunas génicas que contienen ARN con el fin de estimular la producción de proteínas virales estimulando al sistema inmune.
Esta vacuna implica el riesgo de que el ARN introducido interfiera con genes del organismo.

El tercer grupo son las vacunas de virus atenuado. Serían la alternativa menos peligrosa en caso de tener un virus aislado, un ejemplar puro. Sin este requisito la vacuna no sería útil.

Las vacunas vectorizadas usan el adenovirus y se basan en la teoría de la terapia génica desarrollada en las últimas 2 décadas, su fin era la terapia de enfermedades genéticas como la fibrosis quísticas reemplazando un gen alterado por uno de secuencia normal.
Esta teoría jamás funcionó, al día de hoy, ninguna enfermedad genética pudo ser resuelta con la terapia génica y la vectorización con virus adenovirus. Es decir que esta teoría carece de base científica, la evidencia empírica contradice su efectividad.
Pero el problema no es la falta de efectividad sino que la introducción de secuencias genéticas en nuestro sistema genético implica el peligro de daños imprevisibles y de que estos daños sean hereditarios e irreversibles. El mayor problema de esta vacuna es que los efectos adversos podrían no ser detectados a corto plazo, por los que las pruebas que no duren años no nos garantizan ningun resultado ni seguridad contra efectos adversos.

Por estos motivos el Estado argentino  promueve una ley para blindar legalmente a los laboratorios productores de vacunas en caso de efectos adversos. El diputado del Frente de Todos y presidente de la Comisión de Salud de la Cámara baja Pablo Yedlin, citado por La Nación describió este proyecto de blindaje legal como una forma para “incorporar herramientas contractuales que hoy no están contempladas en la legislación argentina para facilitar la compra de las vacunas en un contexto de alta demanda mundial. Renunciamos a oponer defensa de inmunidad soberana en temas particulares que tengan que ver con esto, como se ha hecho varias veces, por ejemplo, con la deuda externa”– Las palabras del diputado oficialista son realmente preocupantes.

La ley implica que los laboratorios pueden elegir qué tribunales y en qué países se llevarían a cabo las denuncias contra ellos en caso de problemas incluyendo efectos adversos, los laboratorios podrían optar porque los juicios sean celebrados en los países donde ellos están radicados.

Más lejos aún, la ley dictamina que en caso de haber indemnizaciones, estas tendrán que ser asumidas por el Estado argentino y no por los laboratorios.

Por último, la ley también prohíbe acceso a información técnica sobre la propia vacuna, por lo que realmente no sabríamos que se está inyectando. La explicación del gobierno para aceptar estas condiciones es que, ante la gran demanda, si Argentina no acepta las cláusulas podría quedar fuera de la provisión de vacunas.

Simultáneamente el gobierno boicoteo tratamientos exitosos como el prometedor tratamiento con ibuprofeno inhalable mientras que mediante decretos obligó a la población a debilitar sus sistema inmunitario mediante la prohibición de vitamina D (cuya principal fuente es el sol), el incremento de la pobreza y malnutrición, estrés, entre muchos otros factores que fueron agresivamente aplicados contra los ciudadanos de argentina de manera inédita en el mundo.



ACLARACIÓN: El autor de este blog no tiene estudios de medicina, la información de la nota fue recopilada para los lectores. Este blog no afirma que la vacuna sea indiscutiblemente perjudicial sino que su proceso de elaboración es completamente irregular respondiendo a la histeria colectiva generada en torno al Covid-19. Además si es cierto que vacunas como la vectorizada carecen de evidencia empírica que respalden su uso y que pueden ser potencialmente peligrosas para las personas y su descendencia de manera irreversible, se habla de un riesgo, no de un hecho.



Noticias Mercedes es la única página de nuestra ciudad que denuncia corrupción y que no recibe pauta de la municipalidad ni de ningún partido político. Colabora siguiendo la pagina en Facebook  Instagram y Twitter e invitando a tus conocidos a hacerlo ayudando a que este sitio siga.
Todo el contenido puede ser reproducido en otras páginas citando la fuente Noticias Mercedes.

Noticias Mercedes 2020. Todo el contenido puede ser reproducido citando la fuente.