diciembre 6, 2021

Funcionarios públicos de Luján y Mercedes usurpan propiedades de vecinos.

Hace meses leí una denuncia pública en la que una vecina de Mercedes acusaba a una empleada municipal de la Oficina de Turismo de usurparle una propiedad, en aquel entonces Noticias Mercedes todavía no existía y el caso quedó en el olvido ignorado los demás medios locales.
Pero recientemente se empezaron a conocer nuevos casos ya judicializados o procesados por las autoridades policiales que comparten un denominador común: usurpaciones por parte de funcionarios públicos que cuentan con el amparo insolito de las autoridades, aunque sea por negligencia.
En ningún caso se trata de usurpadores con economia vulnerable, en estos tiempos incluso podemos hablar de usurpadores privilegiados que además, a diferencia del resto de la población, mantienen sus ingresos intactos incapaces de invocar una situación de desesperación que pueda intentar justificar estos delitos.
Se trata de funcionarios públicos de Luján y Mercedes que abarcan el Poder Judicial, la policía y hasta el Banco Provincia de nuestra ciudad.
En el primer caso que ya está en fiscalía, una vecina del barrio San José de Mercedes denuncia  a Rocio Daiana Sequeira y su pareja Francisco (alias Pancho) Dematei, abogado empleado del Banco Provincia, por usurpar una vivienda familiar ubicada en la calle 52 entre 15 y 17.

El día 4 de Mayo una vecina de Mercedes llegó a su casa alertada por el llamado de otro vecino alrededor de las 21 y descubrió que habían forzado su puerta y que adentro había gente, al ingresar a su propiedad, fue repelida con insultos, amenazas y empujones por parte Daiana Sequeira, quien estaba usurpando la propiedad y es además familiar de una vecina lindera  que coopero con la usurpación. A los pocos minutos se presentó la policía pidiéndole a la propietaria papeles mientras los usurpadores metían objetos en la casa. Según la denunciante, en todo momento los policías se mostraron solidarios con los usurpadores y agresivos con la propietaria insinuando algún tipo de complicidad tan alevosa que durante la usurpación los oficiales exigieron a la víctima su permiso de circulación por la cuarentena alegando que no tenía permiso de estar fuera de su propiedad, es decir que la policía utilizó las normas de la cuarentena para facilitar un delito de usurpación.

Inmediatamente tras la llegada de la policía se presentó también en el lugar el Dr. Francisco Dematei, empleado del Banco Provincia de Mercedes y uno de los usurpadores de esta vivienda.
Al llegar el Dr. Dematei se interpuso entre la propietaria y su casa bloqueando la entrada y pidió a sus cómplices que ingresen en la vivienda.
La situación desesperante término cuando la policía amenazó a la propietaria con detenerla si persistía contra los usurpadores, fue entonces cuando la vecina se retiró a buscar los papeles que confirman su propiedad y a la comisaría a formalizar la denuncia que hoy está a cargo de la UFIJ N° 5 de Mercedes.

Usurpacion en Mercedes
Rocio Daiana Sequeira.
Francisco Dematei.



Al día de hoy la propiedad continua usurpada y la causa en proceso ante la indignación de una familia expoliada y vecinos testigos de esta injusticia.




El segundo caso no implica a funcionarios mercedinos sino lujanenses y se trata de una mafia elaborada integrada por funcionarios públicos de una fiscalía y la policía de la comisaría 2° de de Luján.
Se trata de un terreno en Olivera cuyo dueño fue alertado sobre la usurpación. Sin otra vivienda propia, el propietario se mudo el 20 de Junio  a su terreno en un colectivo acondicionado para vivir con su familia que incluye dos menores de 2 y 4 años. A los pocos minutos los usurpadores se presentaron en el lugar con un ejército de patrulleros impropio de la atención policial de Olivera como si se tratara de un servicio policial premium, lo que tiene una explicación obvia: los usurpadores son Yesica Nocetti Dimitroff, empleada en una fiscalía de la zona (Ver aclaración al final de la nota) y el policía jefe de servicio Matias Fontela de la misma ciudad.
Al presentarse, el propietario que había hecho posesión de su lote entregó a la policía a través del alambrado los papeles que confirman su propiedad sobre el terreno, el comisario presente en la escena en menos de 10 minutos le respondió al propietario que la fiscal había dado la orden de desalojar “por las buenas o por las malas” entre risas de fondo de la pareja usurpadora y policías. El propietario entonces se comunicó con su abogado quien confirmó la orden la fiscalía y lo cito a la comisaría 2° de Lujan donde ya se encontraba la ayudante de la fiscal y compañera de la usurpadora, Lucia Caubu. (Ver aclaración al final de la nota).
Al llegar a comisaría el panorama era preocupante:  el policía usurpador Matias Fontela estaba sentado arriba del escritorio del comisario conversando amistosamente con sus compañeros y su pareja Yesica Nocetti.
La conversación giraba en torno a la causa que le armarian al denunciante por intento de usurpación de su propio terreno y le dijeron que podrían ser mucho más amable y olvidar el incidente si se compromete a desistir de reclamar su propiedad. Perplejo el denunciante le preguntó a su abogado si le estaban pidiendo que regale su terreno, lo que su abogado confirmó y le recomendó alegando que una causa podría hacerle perder su empleo.
Sin ceder a la extorsión, el denunciante se negó y solicitó entrevistarse con la ayudante de la fiscal de nombre Lucia Cuabu, compañera de trabajo de la propia usurpadora Yesica Nocetti,  quien inmediatamente lo acusó de delincuente por haber ingresado en horas de la noche a su propiedad y amenazó con inventar cargos por supuestas amenazas. Al mostrar sus papeles el propietario, la ayudante de la fiscal respondió que la otra parte también dispone de papeles, sin embargo al consultar sobre el origen de esos papeles se revela que los funcionarios usurpadores supuestamente habían comprado la propiedad a una familia vecina de la víctima que en el 2014 intentó ocupar la propiedad sin éxito, en ese primer incidente la familia que supuestamente vendió la propiedad a los funcionarios no logró aportar ninguna documentación que respalde su dominio sobre la tierra. Al exponer este argumento la fiscalía admitió el hecho pero dijo que los usurpadores tenían un papel de posesión de todas maneras.
Finalmente se determino que el propietario no puede acceder a su terreno y debe limitarse a la vía civil mientras la pareja de funcionarios usurpadores hace uso libre de la propiedad sin ninguna restricción judicial.
Ante la impotencia por la complicidad de la justicia, el propietario realizó una denuncia pública tras lo cual Nocetti eliminó su perfil en las redes sociales y Fontela elimino las fotos en las que aparece con su pareja y complice.

usurpacion funcionarios lujan
Imagen de Yesica Nocetti Dimitroff y Matias Fontela eliminada tras la denuncia pública.


Otro vecino de la víctima también aportó testimonio contra la agente fiscal Yesica Nocetti (Ver aclaración al final de la nota) y el policia Matias Fontela por participar en otros hechos de usurpación y loteo de terrenos que se darán a conocer próximamente en Noticias Mercedes y que ponen en evidencia una mafia compuesta por integrante de la fiscalía y policías de Lujan.


Actualización: 5 minutos tras la publicación de esta nota se comuncó conmigo la abogada de Yesica Nocetti solicitando la eliminación de esta nota, adjunto la grabación:

Tras la conversación intente corroborar si Yesica Nocetti trabaja en la UFIJ N°6 de Luján como se publicó inicialmente o en Mercedes ya que hay fuentes contradictorias, notas periodisticas la describen como funcionario de la fiscalía de Mercedes.

Noticias Mercedes es la unica pagina de nuestra ciudad que denuncia corrupción y que no recibe pauta de la municipalidad ni de ningún partido político. Colabora siguiendo la pagina en Twitter, Facebook e Instagram e invitando a tus conocidos a hacerlo ayudando a que este sitio siga.
Todo el contenido puede ser reproducido en otras páginas citando la fuente Noticias Mercedes.

Noticias Mercedes 2020. Todo el contenido puede ser reproducido citando la fuente.