Una cooperativista de limpieza lucha por su vida tras ser obligada a usar una ahoyadora.

Una cooperativista subcontratada por la Municipalidad de Mercedes fue gravemente herida y lucha por su vida tras ser obligada a usar una ahoyadora, una herramienta a explosión muy pesada, para cuyo uso no estaba calificada, ni contratada y que ademas debe usarse entre dos personas fuertes.

La trabajadora realizaba tareas con maquinaria pesada en el instituto UNZUE, donde gran parte de cooperativistas son mujeres precarizadas en negro, a pesar de que insólitamente La Casa de La Mujer opera en el mismo instituto.

Según las fuentes, a la joven de aproximadamente 30 años, que ya fue trasladada, se le enredó el pelo mientras manipulaba maquinaria para cuyo uso no estaba contratada ni calificada, pues había sido contratada para barrer. En el incidente aparentemente fue arrancado el cuero cabelludo y parte del rostro de la trabajadora precarizada por la Municipalidad.

No es la primera vez que cooperativistas sufren graves accidentes por falta de medidas de seguridad, en casi todos los casos de darse a conocer la noticia, la Municipalidad suele presionar o convencer a las victimas o familiares para no judicializar ni denunciar ´públicamente los incidentes. Se trata de sectores vulnerables fáciles baratos de silenciar.

Ante índices históricos de pobreza y desempleo, el intendente de Mercedes, Juan Ustarroz basa gran parte de sus electores en la repartición de cargos precarios e informales mediante cooperativas manejadas por punteros políticos que hacen el trabajo sucio de gestionar los cargos en negro, sin derechos, sin seguridad y hasta extorsionado a los cooperativistas para asistir a marchas oficialistas y para no buscar empleo formal.

Uno de estos ejemplos es el Movimiento Evita controlado por Patricio Minetto y su esposa, la concejal Aldana Chaves del Frente de Todos, donde se gestionan cooperativistas en negro, planes sociales, asistentes para marchas, y demás.

Cuando Noticias Mercedes consulto a la oposición sobre el empleo en negro mediante cooperativas por parte de la Municipalidad, la concejal opositora Debora Lacasa se alineó con la concejal oficialista Chaves, negando que en el municipio exista el trabajo en negro.

Tampoco ningún partido de izquierda, ni la Asamblea de Mujeres Mercedinas, ni sindicatos se expresaron sobre este incidente o sobre la contratación de mano de obra esclava en general por parte de la Municipalidad de Mercedes.