diciembre 5, 2021

Desesperado Ustarroz quema millones de fondos públicos en publicidad dolarizada

El intendente de Mercedes, Juan Ustarroz,  está quemando fondos en publicidad dolarizada que compra con los pesos recaudados de los contribuyentes mercedinos y bonaerenses.

Muchos mercedinos están siendo acosados por publicidad del Frente de Todos en todas las redes sociales incluyendo la plataforma Youtube.

La publicidad en Facebook, Youtube, Google y otros medios digitales se paga en dólares, sobre los cuales además se abona el impuesto al país sobre servicios internacionales. 

Los usuarios argentinos llegan a pagar hasta un 60% de sobreprecio en publicidad digital, entre la estafa cambiaria e impuestos. Esto es lo que están pagando los mercedinos para publicitar al mismo intendente cuyo partido político defiende la suba de tasas e impuestos con el pretexto de un Estado presente.

Una de las publicidades dolarizadas financiada con los impuestos de los mercedinos.

Esto se suma a la ya millonaria inversión mensual que la Municipalidad destina a la pauta a medios locales que lejos de ejercer periodismo funcionan como boletines oficiales.

La inversión millonaria de Juan Ustarroz, financiada con fondos públicos, se da en un contexto de un 42% de chicos en la provincia de Buenos Aires pasando hambre y niveles récord de desempleo además de la quiebra de negocios que hasta último momento el intendente exprimió con tasas cada vez con mayores aumentos.

Por primera vez en su historia, los mercedinos sufrieron en supuesta democracia la anulación de sus derechos naturales y constitucionales. La gestión de Ustarroz no solamente contribuyó con el empobrecimiento de los mercedinos, también fue activamente agresiva contra sus libertades. Se nos impuso un toque de queda desde las 18:00 hs, se criminalizó a la mayoría de rubros: se criminalizó el trabajo. Hasta prohibieron la educación avanzando años en el futuro para atacar a nuestras próximas generaciones embruteciendolas más todavía de lo que embrutecieron a las actuales.

La desigualdad frente a la ley y los privilegios jamás habían sido tan definidos como en los últimos dos años: Los empleados públicos no vieron amenazados sus ingresos ni aumentos, aunque sí disfrutaron de una reducción considerable de carga laboral. Mientras el sector privado fue castigado con restricciones y aumentos impositivos de carácter psicopático.

Miles de familias fueron aisladas en condiciones inhumanas sin ni siquiera derecho a hisoparse, mientras funcionarios políticos como Wado de Pedro, Geronimo Ustarroz, Matias Dematei y demás disfrutaban de hisopados a domicilio y de un trato de salud premium. Bajo el pretexto del COVID-19, muchas enfermedades dejaron de atenderse, pero liberaron y dedicaron una sala y recursos para practicarle una vasectomía al intendente en plena pandemia.

Condicionaron nuestra libertad de movimiento respaldada por nuestra Constitución, obligándonos a ver humillados como cada vez más vecinos dependen de comedores sociales mientras Wado de Pedro quema el alimento de miles de familias en cada vuelo diario para viajar entre CABA y Mercedes.

Por esto y por mucho más, el escenario para Juan Ustarroz y el Frente de Todos en Mercedes no es para nada prometedor, y amenaza con una derrota mayor que en las PASO.

La desesperación es tal que el propio intendente en su afán por recolectar votos, una vez más hace pública la malversación de fondos financiados por vecinos contribuyentes, que trabajan 6 meses del año solamente para pagar impuestos (Ver nota Los argentinos deben trabajar 6 meses para pagar impuestos).

Noticias Mercedes 2020. Todo el contenido puede ser reproducido citando la fuente.